Libro «La eternidad de un día:»

libro-la-eternidad-de-un-dia

«La eternidad de un día. Clásicos del periodismo literario alemán (1823-1934)» es una antología que recoge algunos de los mejores artículos de los grandes  intelectuales en lengua alemana del siglo XIX y del XX: Karl Kraus, Jospeh Roth, Stefan Zweig, Thomas Mann, Hermann Hesse, Alfred Döblin, Walter Benjamin o Ernst Bloch, entre otros, muchos de los cuales vieron truncadas sus carreras o sufrieron la represión a causa del ascenso al poder del Partido Nacionalsociaista en Alemania. Publicado en mayo de 2016, es una exhaustiva obra antológica cuyo prólogo, selección de textos, notas y traducción ha sido realizada por Francisco Uzcanga Meinecke, licenciado en Filología Germánica y Románica por la Universidad de Tubinga y doctor en Filosofía y Letras por la Universidad de Constanza.

La selección de textos del autor ofrece una excelente muestra del articulismo y la crítica cultural alemanas de entreguerras, enmarcadas en ocasiones dentro del fecundo movimiento expresionista alemán posterior a la Primera Guerra Mundial, cuyos términos de rendición dejaron postrada a la sociedad alemana y que en parte ocasionaron el ascenso del nazismo. El advenimiento del régimen de Hitler se llevó por delante la vida y la obra de muchos de estos autores, muchos de los cuales lograron exiliarse y continuar su producción literaria y periodística. Algunos no volvieron a Alemania y es especialmente emotivo el triste caso de Stefan Zweig, que se suicidó en Brasil en 1942, desesperado al no ver salida a una situación personal extrema causada por los inacabables triunfos militares de los ejércitos del Tercer Reich.

Alfred Döblin (1878-1957)

Alfred Döblin (1878-1957), écrivain et médecin allemand, vers 1930.
Alfred Döblin (1878-1957), écrivain et médecin allemand, vers 1930.

Su padre fue un sastre judío que abandonó a la familia cuando Döblin contaba diez años. Se trasladó con su madre y hermanos a Berlín, donde pasó penurias durante su infancia y adolescencia.. Logró estudiar Medicina en Berlín, que culminó con un doctorado en la Universidad de Friburgo. Ejerció como médico asistente en clínicas psiquiátricas en Friburgo, Ratisbona y Berlín. Finalmente logró abrir una consulta propia en esta última ciudad. En 1912 abandonó la comunidad judía berlinesa y se casó con Erna Reiss, estudiante de Medicina por aquel entonces. Es en este momento cuando se dedicó intensamente a la literatura. Publicó sus primeras novelas y tomos de relatos y colaboró con la revista Der Sturm (La Tempestad). Además escribió folletines para periódicos berlineses. En la Primera Guerra Mundial sirvió como voluntario en hospitales de campaña. Tras la contienda, de nuevo en Berlín, volvió a abrir su consulta y reanudó su actividad literaria. Fue uno de los máximos exponentes del Expresionismo alemán con sus novelas «La lucha de Wadzec contra la turbina de vapor» (1918) y «Wallenstein» (1920). En 1929 publicó «Berlin Alexanderplatz», la primera gran novela urbana de la literatura alemana. Pero el ascenso de los nazis al poder trastocó sobremanera su carrera, debido a su condición de judío y por ser exponente de la denominada «literatura de asfalto» (urbana), por lo que se vio obligado a emigrar primero a París, donde adoptó la nacionalidad francesa, y posteriormente dio el salto a EEUU en 1940. Tras la guerra, volvió a Alemania momentáneamente, aunque en 1953 volvió a trasladarse a París. Continuó con su actividad literaria. En 1956 publicó la novela «Hamlet o la larga noche llega a su fin», un año antes de su muerte.