El origen de la Fanta

publicado en: Anécdotas e historia | 0
Max keith
Max Keith, gerente de Coca-Cola en Alemania

La Fanta era una bebida refrescante alemana, cuyo nombre procedía de Fantasie (fantasía en alemán). Como en Alemania los buenos tiempos se habían acabado, las autoridades promovieron la fabricación y consumo de sustitutivos (Ersatz), algunos de sabor tan repugnante que había que tener unas buenas tragaderas para tomarlo. O mucha necesidad…

Hablemos de la Coca-Cola. Cuando Hitler declaró la guerra a EEUU, las fábricas alemanas de la célebre bebida estimulante dejaron de recibir el misterioso jarabe de la central de Atlanta. Como era muy apreciada entre la población alemana, las autoridades ordenaron a la industria alimentaria alemana que tratasen de dar con la fórmula secreta del brebaje, obviamente sin conseguirlo. Entonces sustituyeron la Coke por la Fanta, 100% made in Germany. La Fanta se elaboró con suero de leche de vaca, azúcar de remolacha, cafeína, pulpa de manzana (subproducto residual en la fabricación de la sidra) y restos de frutas. El fabricante de la Fanta alemana fue Max Keith, que había sido gerente de Coca-Cola en Alemania y que logró fabricar la nueva bebida en las antiguas instalaciones de la compañía norteamericana. Al finalizar la guerra, Keith transfirió el método de fabricación y la fórmula de la Fanta a la propia Coca-Cola. Hoy día, Fanta sigue siendo un refresco propiedad de la multinacional de Atlanta.

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *