Juramento de los generales de la Wehrmacht al Führer

publicado en: Anécdotas e historia | 0

Con la muerte del mariscal Hindenburg, hasta entonces presidente del Reich, el 2 de agosto de 1934, Hitler unificó en su persona los cargos de canciller y presidente del Reich, con lo que asumió el poder supremo de las fuerzas armadas alemanas. La jerarquía de la Wehrmacht (Ejército de tierra alemán) prestó ante el Führer este solemne juramento:

“Formulo ante Dios el santo juramento de prestar obediencia incondicional al Führer del Reich y del pueblo alemán, Adolf Hitler, Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas y estaré dispuesto, como un bravo soldado, a entregar en todo instante mi vida por este juramento”.

Era la definitiva alianza entre el NSDAP y el Ejército alemán. La hora de la conquista del mundo se aproximaba.

Print Friendly, PDF & Email

Dejar una opinión