El primer amor de Hitler

publicado en: Personajes | 0

Adolf Hitler tuvo un amor, posiblemente el más pasional y torturado de su vida. Su sobrina Geli Raubal hija de su hermanastra. Mujer joven, de un atractivo pelo negro. De comportamiento alocado y sobre la que no se tiene certeza de que hayan existido relaciones sexuales. Sin embargo ambas partes reconocían su amor. Aunque Hitler siempre argumentó su exclusividad a la política lo que le limitaba su posibilidad de tener una vida amorosa normal.
Tío Alf, como le llamaba Geli. Le proporcionó una vivienda con todo tipo de comodidades, una jaula de oro. Pero vigilaba celosamente cualquier relación de Geli con el exterior, sobre todo con hombres. En esta inestable situación la pareja vivía junta y salían frecuentemente a cualquier evento en el que Tío Alf exhibía orgulloso la exuberante belleza de su sobrina.
Sin embargo, su relación estaba salpicada de frecuentes peleas. Esta joven de 23 años después de una acalorada discusión se suicidó con la propia pistola de Hitler. Este lloró su muerte pero esto no entorpeció la escalada del político que estaba en un momento álgido. Más adelante el partido escondió esta relación. Esto dio pie a múltiples interpretaciones de este tortuoso amor. Pero no existe certeza de casi nada.

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *