Anton Kuh (1890-1941)

antonkuh2

Anton Kuh procedía de una familia judía habla alemana de Praga instalada en Viena. Su abuelo y su padre fueron prestigiosos periodistas y Kuh siguió pronto su estela, pues con 19 años ya publicó textos pacifistas y sátiras políticas en la revista Die Muskete. Con 22 años era colaborador del Prager Tagblatt. Durante la Primera Guerra Mundial fue llamado a filas, pero enseguida fue declarado inútil por una afección nerviosa. Desde 1917 publicó artículos de actualidad en la revista judía Der Morgen y ya durante los años 20 colaboraba con numerosas revistas como Die Brühne, Die Stunde, Die Friede o Der Querschnitt. Fue amigo de los principales intelectuales vieneses (muchos de ellos judíos) como Alfred Polgar, Peter Altenberg, Robert Musil, Hermann Broch y Joseph Roth. Entabló contacto también con Franz Kafka, Max Brod y Franz Werfel en Praga, cuna de su familia. Fue célebre por sus brillantes y polémicas charlas en público, como aquel famoso discurso improvisado del 25/10/1925 en el Konzerthaus vienés, de más de dos horas de duración, «El mono de Zaratustra», en el que replicó a las andanadas que le propinaba Karl Kraus desde su revista La Antorcha. Desde 1926 publicó en las revistas berlinesas Das Tage-buch y Die Weltbühne. Kuh se radicalizó y politizó cada vez más, y más todavía con el ascenso de los nazis al poder. Como era judío y antinazi, aguantó en Alemania cuanto pudo hasta que salió por fin del país en 1938, refugiándose en Praga. Ante la insistente persecución nazi, pasó por Francia e Inglaterra antes de recalar definitivamente en Nueva York. En la ciudad de los rascacielos continuó su denuncia al régimen nazi publicando además artículos en revistas de exiliados judíos como Aufbau. Entre sus conferencias antinazis destaca «El arte de sobrevivir a Hitler». Falleció de un infarto en Nueva York, el 18 de enero de 1941, casi un año antes de que EEUU entrase en la Segunda Guerra Mundial.

Gottfried Benn (1886-1956)

gottfried-benn2

El padre de Gottfried Benn era un pastor protestante de la ciudad alemana de Mansfeld. Siguiendo los consejos de su progenitor, comenzó a estudiar Teología en la Universidad de Marburgo, pero abandonó la carrera para matricularse en Medicina en la Universidad de Berlín. Se doctoró en 1912 y comenzó a ejercer como médico asistente en el hospital de Berlín-Charlottenburg. Comenzó una larga amistad con la poetisa Else Lasker-Schüler y ese mismo año publicó un sorprendente primer poemario titulado Morgue, donde describía de forma poética pero también de manera cínica y escabrosa su labor como médico. En 1913 alumbró un segundo tomo de poesía titulado Hijos, en el que abordaba diferentes conflictos generacionales. En 1914 contrajo matrimonio con la actriz Edith Osterloh. En la Primera Guerra Mundial trabajó en un hospital para meretrices en Bruselas, ocupada por los alemanes. En 1917 abrió en Berlín una consulta de dermatología y enfermedades venéreas, y publicó una obra en prosa, Cerebros, y otro poemario, Carne, en los que ya afloraba su misantropía a consecuencia de su experiencia en una guerra que aún no había finalizado. Desde el fallecimiento de su esposa prematuramente en 1922 comenzó una febril actividad ensayística y de charlas radiofónicas. Apoyó el ascenso del nazismo en una de sus conferencias, «El nuevo Estado y los intelectuales», pronunciada en 1933, en la que arremetió duramente contra los intelectuales que abandonaban el país. Benn esperaba con el nuevo régimen la regeneración y el «renacer de la nación» alemana. Pronto se dio cuenta de que no era oro todo lo que relucía, y calificó a los nazis de «hocicos de césares y cerebros de trogloditas», quienes respondieron de momento calificando los poemas de Benn de «porquerías perversas y antinaturales», hasta que por fin el nuevo régimen decidió prohibir su obra. Había durado poco el idilio entre Benn y el nazismo. A partir de 1935 y hasta el final de la guerra ejerció no obstante como médico militar en diferentes hospitales alemanes. Continuó con su producción poética, ensayística y en prosa, pero de forma clandestina. En 1938 se casó con su segunda mujer, Herta von Wedemeyer, quien se suicidó en 1945. Al final de la guerra reabrió su consulta en Berlín y continuó su labor literaria, publicando más colecciones de poemas: Poemas estáticos (1948), Fragmentos (1951) y Destilaciones (1953), con los que fue reconocido por numerosos autores noveles, aunque siguió siendo repudiado por los escritores que volvieron del exilio forzoso durante el nazismo y la guerra.  Benn trató de justificar su inicial buena relación con el nazismo y el por qué no se exilió, en una autobiografía titulada Doble vida (1950). En 1951 obtuvo el Premio Büchner. Falleció de cáncer el 7 de junio de 1956 en Berlín.

Gottfried Benn fue denominado «el poeta del bisturí» y fue el lírico alemán más influyente de la primera mitad del siglo XX. Fue un misántropo como dije antes, y decía cosas como «no odio a los hombres, pero si me quiere visitar, sea puntual y no se quede mucho tiempo». Sus intervenciones solían ser nihilistas, violentas (influido sin duda por Nietzsche) y teñidas de un radical y furibundo escepticismo respecto al género humano. A pesar de sus coqueteos con el nazismo y su misantropía militante y galopante, Benn opinaba que la Humanidad sólo puede ser redimida a través del arte. Fue un personaje muy contradictorio.

Joseph Roth (1894-1939)

Anl. des 70. TT von Joseph Roth am 27.5.2009: "Das bin ich wirklich; bšse, besoffen, aber gescheit". Joseph Roth im PortrŠt. Die Dokumentation stellt das ereignisreiche, oft tragische Leben des šsterreichischen Dichters, Journalisten und Romanciers Joseph Roth (1894 - 1939) vor. Mit seinen Romanen 'Hiob', aber vor allem 'Radetzkymarsch' gelangte er zu internationalem Ruhm. Hauptthemen im Schaffen des jŸdischen Autors sind neben dem erbitterten Kampf gegen den aufkommenden Nationalsozialismus das multikulturelle Leben und der tragische Untergang der von ihm geliebten Habsburger-Monarchie. Im Bild: Joseph Roth in Nizza. SENDUNG: 3sat, MI, 01.04.2009, 21:00 UHR. - Veroeffentlichung fuer Pressezwecke honorarfrei ausschliesslich im Zusammenhang mit oben genannter Sendung des ORF bei Urhebernennung. Foto:ORF/Nanookfilm. Andere Verwendung honorarpflichtig und nur nach schriftlicher Genehmigung der Abteilung ORF/GOEK-Photographie. Copyright:ORF-PHOTOGRAPHIE, Wuerzburggasse 30, A-1136 Wien, Tel. +43-(0)1-87878-14383.

Joseph Roth nació en Brody, en Galitzia, en el antiguo Imperio Austrohúngaro. Su familia era judía. Cursó sus primeros estudios en la escuela judía de Brody, y después se trasladó a las universidades de Lemberg y Viena a estudiar Filología alemana y Filosofía. Sin terminar sus estudios universitarios se presentó como voluntario en el ejército en 1916, durante la Primera Guerra Mundial. Estuvo en el frente oriental y después en la retaguardia en Viena, destinado en la oficina de prensa militar. Una vez finalizado el conflicto fue colaborador del diario vienés Der Neue Tag y se relacionó con otros periodistas como Alfred Polgar, Anton Kuh y Egon Erwin Kisch. En 1920 le vemos en Berlín, donde escribió en los mejores diarios de la capital alemana, que paulatinamente se iba situando como una importante capital cultural europea. En 1922 contrajo matrimonio con Friederike Reichler y un año después comenzó a trabajar como corresponsal del Frankfurter Zeitung en Francia, la URSS, Italia, Albania y Polonia. Fue en estos años cuando escribió las novelas «La tela de araña» (1923), «Hotel Savoy» (1924) y un tomo de ensayos, «Judíos errantes» (1927). A finales de este período tan creativo, Roth se hundió psíquicamente debido a varios factores: su mujer fue internada en una clínica para pacientes con problemas mentales, el desencanto que le produjo la situación social y política y los problemas económicos derivados de su alto tren de vida, que acabaron por hacerle caer en las garras del alcohol. No obstante su actividad creativa continuó y alumbró sus dos obras maestras: «Job» (1930) y «La marcha Radetzky» (1932). El ascenso de los nazis al poder ocasionó su exilio por media Europa. Escribió en periódicos alemanes exiliados críticos con el nacionalsocialismo y en publicaciones monárquicas austriacas. Además logró publicar en 1938 «La cripta de los capuchinos» y en 1939 el que se considera su testamento literario, «La leyenda del santo bebedor». Por entonces Roth tenía la salud muy deteriorada a causa del ingente consumo de alcohol, lo que unido a la noticia del suicidio del escritor Ernst Toller, le ocasionaron un colapso del que no se recuperó. pues falleció el 27 de mayo de 1939 en un hospital para pobres de París.

Carl von Ossietzky (1889-1938)

carl-von-ossietzky-1

Von Ossietzky nació en el seno de una familia pequeñoburguesa de Hamburgo. Con 14 años comenzó a trabajar como escribano adjunto en la Administración de Justicia. En 1908 ingresó en el partido progresista Demokratische Vereiningung y años más tarde se incorporó como redactor a Das Freie Volk, el órgano oficial del partido.En 1913 contrajo matrimonio con Maud Lichfield-Woods, de ascendencia anglohindú, que animó a Carl a dedicarse en exclusiva al periodismo en detrimento de la justicia. Durante la Primera Guerra Mundial participó como soldado en el frente occidental y estuvo en la sangrienta batalla de Verdún. Tras acabar la guerra, fue secretario de la Sociedad Pacifista Alemana y retomó sus tareas periodísticas, colaborando con el Berliner Volkszeitung, el Tage-Buch y el semanario Die Weltbühne, sustituyendo a Kurt Tucholsky en la dirección del mismo en 1927. Evolucionó de un pacifismo moderado a otro mucho más radical, siendo varias veces condenado por las veladas críticas al rearme alemán que se vertían en los editoriales del periódico. En 1931 fue encarcelado durante 18 meses, acusado de revelar secretos militares. Evidentemente con los nazis no le iba  a ir mucho mejor, pero a pesar de las amenazas se negó a exiliarse. En febrero de 1933 fue detenido y torturado por la Gestapo. El gobierno nacionalsocialista clausuró Die Weltbühne y Von Ossietzy condenado a permanecer tres años en un campo de concentración. Enfermó de tuberculosis debido a las precarias condiciones de su internamiento, y en 1936 fue Premio Nobel de la Paz, algo que irritó al gobierno de Hitler, pero debido a las presiones internacionales y ante la inminencia de la inauguración de los Juegos Olímpicos de Berlín (escaparate del régimen nazi ante el resto del mundo), fue trasladado a un hospital berlinés. No se le permitió recoger el galardón. Falleció el 4 de mayo de 1938 a consecuencia de la tuberculosis y los malos tratos recibidos a lo largo de los años.

Alfred Döblin (1878-1957)

Alfred Döblin (1878-1957), écrivain et médecin allemand, vers 1930.
Alfred Döblin (1878-1957), écrivain et médecin allemand, vers 1930.

Su padre fue un sastre judío que abandonó a la familia cuando Döblin contaba diez años. Se trasladó con su madre y hermanos a Berlín, donde pasó penurias durante su infancia y adolescencia.. Logró estudiar Medicina en Berlín, que culminó con un doctorado en la Universidad de Friburgo. Ejerció como médico asistente en clínicas psiquiátricas en Friburgo, Ratisbona y Berlín. Finalmente logró abrir una consulta propia en esta última ciudad. En 1912 abandonó la comunidad judía berlinesa y se casó con Erna Reiss, estudiante de Medicina por aquel entonces. Es en este momento cuando se dedicó intensamente a la literatura. Publicó sus primeras novelas y tomos de relatos y colaboró con la revista Der Sturm (La Tempestad). Además escribió folletines para periódicos berlineses. En la Primera Guerra Mundial sirvió como voluntario en hospitales de campaña. Tras la contienda, de nuevo en Berlín, volvió a abrir su consulta y reanudó su actividad literaria. Fue uno de los máximos exponentes del Expresionismo alemán con sus novelas «La lucha de Wadzec contra la turbina de vapor» (1918) y «Wallenstein» (1920). En 1929 publicó «Berlin Alexanderplatz», la primera gran novela urbana de la literatura alemana. Pero el ascenso de los nazis al poder trastocó sobremanera su carrera, debido a su condición de judío y por ser exponente de la denominada «literatura de asfalto» (urbana), por lo que se vio obligado a emigrar primero a París, donde adoptó la nacionalidad francesa, y posteriormente dio el salto a EEUU en 1940. Tras la guerra, volvió a Alemania momentáneamente, aunque en 1953 volvió a trasladarse a París. Continuó con su actividad literaria. En 1956 publicó la novela «Hamlet o la larga noche llega a su fin», un año antes de su muerte.

Kurt Tucholsky (1890-1935)

kurt-tucholsky1

Tucholsky era hijo de un rico hombre de negocios judío de Berlín.  Estudió Derecho en las universidades de Berlín y Ginebra y se doctoró en Jena en 1915. Todavía en su época de estudiante, publicó su novela corta «Un libro ilustrado para enamorados» (1912). Colaboró con la revista Vorwärts, el órgano oficial del Partido Socialdemócrata Alemán (SPD) y desde 1913 fue crítico de literatura y teatro en Die Schaubühne. Combatió en la Primera Guerra Mundial hasta 1916 en el frente oriental, pasando después a la retaguardia, donde ejerció como escribano de compañía y redactor de la revista castrense Der Flieger.  Una vez finalizada la contienda fue redactor jefe del semanario satírico berlinés Ulk. En 1924 se trasladó a París con su segunda mujer Mary Gerold como corresponsal del Vossische Zeitung y de la revista Weltbühne. En 1927 publicó un libro de viajes, «Libro de los Pirineos», y en 1929 la colección de ensayos satíricos «Alemania, Alemania sobre todas las cosas». Debido a su feroz crítica antimilitarista, contra la judicatura y sus adversarios políticos, fueron incoados contra él varios procesos judiciales. En 1929, decepcionado por la pasividad de sus compatriotas ante el irresistible ascenso del nazismo, emigró a Suecia, donde escribió su última obra, la novela, «El Castillo de Gripsholm» (1931), Como es preceptivo, por ser judío y antibelicista, los nazis prohibieron y quemaron sus libros en 1933, además de retirarle la nacionalidad alemana y expropiar sus posesiones. Falleció en Suecia en 1935 a consecuencia de una sobredosis de fármacos, encontrándose ya enfermo de cáncer.

Kurt Tucholsky fue uno de los periodistas más críticos y comprometidos de su época. Su obra está marcada por su relación amor-odio con su país.

«El periodismo es el tejido de mentiras más complejo que jamás se haya inventado»

Kurt Tucholsky

Hermann Hesse (1877-1962)

hermann-hesse2

Hermann Hesse era hijo de un pastor protestante suabo. Aunque ingresó con 14 años en el Seminario de Teología de Maulbronn, se escapó a los seis meses, pues aquella disciplina no era para él. Pasó una temporada en un hospital psiquiátrico, aquejado de depresión. Entre los años 1895 y 1904 trabajó en diversas librerías de Tubinga y Basilea. En 1904 se casó con la fotógrafa suiza Maria Bernouilli y se afincó en un pueblo junto al lado Constanza con la idea de convertirse en escritor. Publicó en 1907 la novela «Bajo las ruedas», referente autobiográfico de su paso por el seminario. En 1911 viajó por Ceilán e Indonesia, y de vuelta se fue a vivir con su familia a Berna. Cuando estalló la Primera Guerra Mundial se alistó como voluntario para combatir, pero fue declarado no apto y enviado a un campo de prisioneros a trabajar allí, donde quedó tan impresionado por el ambiente reinante y la atmósfera asfixiante que se hizo pacifista, publicando artículos contrarios a la guerra que no gustaron nada a la prensa nacionalista, la cual le calificó de traidor a la patria. Como consecuencia de todo ello, Hesse se vio inmerso en una fuerte crisis existencial que superó a base de psiconanálisis. Esta situación la reflejó en su novela «Demian» (1919). En 1919 también dejó a su familia y se instaló en Montagnola (Suiza) donde se dedicó a escribir poemas, relatos y novelas, como «Siddharta» (1922) y su obra maestra «El lobo estepario» (1927), un análisis psicológico y existencialista que tiene mucho de autobiográfico. En 1924 obtuvo la nacionalidad suiza y se casó con la pintora Ruth Wenger, de quien se separó pocos años después. En 1931 contrajo matrimonio con la historiadora del arte Ninon Dolbin. Desde 1933 el régimen nacionalsocialista prohibió sus obras en Alemania. Hess acogió en su casa de Montagnola a intelectuales alemanes que huían de los nazis. En 1946 obtuvo el Premio Nobel de Literatura por su obra «El juego de los abalorios» (1943), otra de sus obras maestras. Desde entonces dejó de dedicarse a la novela, aunque continuó escribiendo relatos, poemas y cartas. Su figura y obra fueron cayendo en el olvido hasta que en los años 60 «El lobo estepario» se convirtió en libro d del movimiento hippie y la generación beatnik. Hesse apenas disfrutó de este renacer tardío, pues falleció en su domicilio de Montagnola el 9 de agosto de 1962.

Hesse fue durante muchos años un testigo curioso y perspicaz de los acontecimientos de su época. Apeló a los intelectuales alemanes a que se opusieran al clamor popular a favor de la guerra, pero la campaña en su contra es lo que le llevó a solicitar y obtener la nacionalidad suiza y abandonar para siempre su país.

Stefan Zweig (1881-1942)

stefan-zweig1

Stefan Zweig nació en el seno de una rica familia de industriales y banqueros judíos de Viena. Cursó estudios de Filosofía y Filología germánica y románica en la Universidad de Viena, donde se doctoró en 1905. Su excelente posición económica le permitió dedicarse tras finalizar sus estudios universitarios a sus dos pasiones: la literatura y el viajar. Tradujo a autores como Verlaine, Emile Verhaeren o Baudelaire y escribió obras teatrales, varios poemarios y algunas obras en prosa que le convirtieron en un autor de éxito.Viajó además por Francia, España, Argelia, Ceilán y la India. Cuando estalló la Primera Guerra Mundial trabajó en el archivo militar y en el servicio de propaganda, pero su inicial entusiasmo por la guerra evolucionó progresivamente a posiciones pacifistas. tras la contienda se estableció con su mujer Friderike von Winternitz en Salzburgo, donde escribió la mayor parte de las obras que le hicieron mundialmente famoso: «Carta de una desconocida» (1922), «Amok» (1922), «Miedo» (1925), «Joseph Fouché» (1929), «María Antonieta» (1932), pero sobre todo, «Momentos estelares de la humanidad» ((1927). En esta época compaginó estos éxitos editoriales con más periplos a través de la URSS, Italia o Sudamérica. Pero todo cambió con el ascenso al poder del nazismo. En 1934 su casa fue registrada por la policía de Hitler, Amenazado por su doble faceta de judío y pacifista, algo imperdonable en la Alemania del Tercer Reich, se exilió en Londres, donde continuó una fecunda carrera intelectual. Continuó publicando biografías, novelas, ensayos, artículos de prensa y sobre todo alumbró su magistral autobiografía «El mundo de ayer», redactada entre 1939 y 1940, y publicada en 1942.

La desesperación que le ocasionaron los triunfos militares nazis en Europa le llevaron a buscar refugio en América con su nueva mujer, Charlotte Altmann (se separó en 1938 de Friderike). En primer lugar vivió en Nueva York y poco después en Petrópolis (Brasil) donde publicó su novela «Novela de ajedrez» (1942), Convencido del triunfo de Hitler, Zweig y su esposa se suicidaron por ingestión de barbitúricos el 22 de febrero de 1942.

Sweig no ejerció la religión judía, pues pensaba que «Mi madre y mi padre eran judíos solo por un accidente de nacimiento».

Alfred Polgar (1873-1955)

alfred-polgar2

Alfred Polgar nació en el seno de una familia judía de origen húngaro y eslovaco. Sus padres dirigían una escuela de música en Viena. Alfred comenzó en 1895 su carrera periodística como reportero de tribunales y cronista parlamentario en el Wiener Allgemeine Zeitung. Pronto se hizo cargo de la crítica teatral. Compuso obras humorísticas para el cabaret Fledermaus. Polgar amplió su colaboración a otras publicaciones, como el semanario Schaubühne de Berlín. Agrupó los artículos y demás piezas de prosa escritos hasta el momento en un tomo denominado Bewegung ist alles en 1909. Cuando estalló la Primera Guerra Mundial, fue destinado al archivo militar junto a otros escritores de la talla de Stefan Zweig y Robert Musil. Aún así continuó sus colaboraciones en prensa. Una vez finalizado el conflicto, comenzó a dirigir la sección feuilleton (género dramático de ficción) del recién fundado Neuer Tag. En 1925, trasladado a Berlín comenzó a escribir para Berliner Tageblatt y Weltbühne, pero continuó colaborando con la prensa de Viena, Praga y Budapest. A raíz de la Noche de los Cristales Rotos (9-10 de noviembre de 1938), huyó de Berlín con su mujer Elise Loewy a Praga, después a Viena, Zurich y París, donde se integró en la Asociación de Emigrantes Austriacos. Ante la amenaza de invasión nazi de Francia, se exilió en los Estados Unidos, donde trabajó en Hollywood como guionista en la productora de cine Metro Goldwyn Mayer. Posteriormente en Nueva York tradujo piezas de teatro norteamericanas. Tras la guerra volvió a Europa, concretamente a Zurich donde reinició sus tareas periodísticas. Murió en esta ciudad suiza en 1955.

Polgar ha pasado a la historia de la Literatura como «el maestro de la miniatura», unas miniaturas que reflejan los rasgos propios del lenguaje de los judíos vieneses del período final del Imperio Austrohúngaro.

“Las frases de Alfred Polgar son tan fluidas y agradables que acogemos sus textos como una especie de entretenimiento social inofensivo, y no nos percatamos de cómo nos influyen y educan. Bajo el guante frío de la forma se esconde una voluntad esencial fuerte e intrépida.”

Franz Kafka

Alfred Kerr (1867-1948)

alfred_kerr2

Alfred Kerr, cuyo verdadero apellido era Kempner, era hijo de un rico comerciante de vinos judío de Breslau, Silesia, donde dio comienzo a sus estudios de Filosofía y Filología alemana, que simultaneó con su actividad como articulista en prensa. Finalmente se matriculó en la Universidad de Berlín, donde se doctoró. Escribió para los periódicos Der Tag, Breslauer Zeitung, Vossische Zeitung y Frankfurter Zeitung. También colaboró con la revista literaria Neue Rundschau. Entre 1912 y 1915 dirigió Pan, revista de arte y literatura. Desde 1918, y hasta 1933, fue crítico teatral del Berliner Tageblatt. Durante todo este tiempo, Kerr además publicó libros de poesía y reportajes de sus viajes por Francia, España, Argelia, Córcega, Inglaterra y EEUU. Pero con la llegada de los nazis al poder, todo cambió. En febrero de 1933 fue declarado proscrito por el régimen de Hitler, por judío y por «escritor degenerado». Huyó de Berlín con su mujer y sus hijos, refugiándose en Praga, Viena, Zurich y París, donde continuó escribiendo, colaborando con periódicos del exilio alemán pero también con prestigiosos diarios extranjeros como Figaro o el Daily Telegraph. Kerr publicó en estos periódicos virulentos ataques contra el régimen nacionalsocialista, como el artículo Die Diktatur des Hausknecht (La dictadura del lacayo). En 1936 se estableció en Londres, donde trabajó como comentarista político en la BBC. Tras la guerra, volvió a Alemania y continuó durante un tiempo sus tareas de crítico en los periódicos germanos Die Welt y Die Neue Zeitung. Falleció en 12 de octubre de 1948 en Hamburgo, durante una conferencia.

Kerr está considerado el crítico berlinés más influyente, pero también el más odiado y temido por su sarcasmo, del primer tercio del siglo XX. Los nazis fueron objeto de sus implacables críticas.